miércoles, 18 de octubre de 2017

La arqueóloga consaburense Alba García continua su gran trayectoria

Hace un año nos ocupamos de la joven consaburense Alba García Alvarez, quién está pisando fuerte en el mundo de la arqueología a nivel nacional e internacional, ya que durante este verano ha participado en la campaña de excavaciones prehistóricas de las cuevas de Gorham y Vanguard (Gibraltar) en la que se han documentado hallazgos neardenthales de hasta 50.000 años de antigüedad, cuya importancia ha hecho que se declare al yacimiento como Patrimonio de la humanidad en el año 2016. Coincide que uno de los co-directores de este proyecto, es nuestro gran amigo Francisco Giles Pacheco, arqueólogo y pionero en la investigación arqueológica consaburense e integrante de nuestro proyecto Consuegra en la Historia.




En nuestra entrada del blog "La Centinela" de 12 de mayo de 2016, ya manifestamos nuestra satisfacción de que Alba García haya encontrado en la arqueología el camino para satisfacer sus inquietudes laborales y su amor por la historia y el pasado, sin duda forjados en su juventud más temprana en su pueblo, donde la historia rezuma desde el subsuelo, que esconde vestigios con hasta 3.000 años de antigüedad y que forma parte de nuestras señas de identidad.




De momento no podemos contar con Alba para colaborar en el movimiento histórico y patrimonial que tenemos en marcha desde hace una década en Consuegra, pero nos sentimos contentos de que Alba pasee con orgullo por donde va el nombre de Consuegra.

Alba nos manifestó al finalizar la excavación que "la experiencia había sido maravillosa y en un lugar impresionante", también nos recordó que continua su preparación para obtener el doctorado que seguro que conseguirá no tardando. Mientras sigue trabajando en "Arqueopinto" parque temático de la prehistoria en las proximidades de Madrid.





F. Domínguez Gómez

Consuegra celebra con esplendor el Día de la Fiesta Nacional

     La celebración de la Fiesta Nacional y del día del Pilar han tenido este año en Consuegra una especial brillantez en el atrio de la iglesia de Santa María con un acto muy concurrido, después de la tradicional misa de todos los años. En él participaron todos los miembros del puesto de la Guardia Civil de Consuegra al que pertenece también la localidad de Turleque. 





  El acto estuvo presidido por el alcalde de Consuegra José Manuel Quijorna y por Pilar Martín, alcaldesa de Turleque nuestro querido pueblo vecino, con el que nos unen lazos históricos y de amistad (desde aquí nos alegramos de la presencia de Pilar una vez superados sus problemas de salud)

  Con el atrio de la iglesia engalanado con banderas de España, la celebración estuvo revestida de una gran solemnidad con las intervenciones de ambos alcaldes y del comandante de puesto Jesús Medina. Se entregaron las condecoraciones correspondientes y se realizó la ofrenda de una corona de laurel en memoria de los caídos en acto de servicio.

 Acompañó como es habitual en los últimos años un numeroso grupo de músicos de la Banda Municipal de Consuegra y Madridejos que pusieron la nota musical.

 Debido a las circunstancias políticas del momento y por orden superior de la Guardia Civil, se suspendieron los tradicionales actos lúdicos en la casa cuartel.

  Desde estas líneas mostramos nuestro apoyo y el de los consaburenses a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y en especial a la Guardia civil en el día de su patrona después de los hechos ocurridos en las últimas semanas en Cataluña.


                                                                                                                                F. Domínguez Gómez





                   
                            
                            


miércoles, 11 de octubre de 2017

El molino Rucio vuelve a moler después de su última reparación


Como si de un viejo sueño se tratara (y en realidad lo fue de unos locos consaburenses hace más de medio siglo), uno de los molinos más emblemáticos del Cerro Calderico por su situación, es decir el molino de viento Rucio, vuelve a mover sus velas y a moler casi todos los días del año, como lo venía haciendo desde 2015, gracias a la iniciativa de la joven y dinámica empresa consaburense Produciendo y al acuerdo con el Ayuntamiento de Consuegra para explotar el molino con fines turísticos. Después de un nuevo concurso público se amplia el contrato suscrito en 2014 por quince años más, a razón de 12.000 € al año. Además, los 75.000 € del coste aproximado de las obras también han corrido a cargo de Produciendo. Todo esto se traslada en la creación de ocho puestos de trabajo a cargo de la citada empresa.


Después de dos años de funcionamiento del molino Rucio casi a diario, moliendo trigo como hace más de un siglo y a causa del constante giro de sus aspas y del movimiento de la caperuza para buscar la orientación adecuada frente al viento, sus muros de piedra se resintieron y llegaron a resquebrajarse, por lo que ha tenido que ser reparado en un tiempo récord de tres meses, desmontandolo completamente y vaciándole para reparar también las vigas de las dos plantas que lo conforman. En esta última restauración ha intervenido también nuestro ya molinero oficial Juan Bautista Sánchez Bermejo, del que ya nos ocupamos en la entrada de este mismo blog de 22 de agosto de este año, valorando su trabajo y su labor (Juan Bautista Sánchez ya es por méritos uno de los nuestros).

Como consaburenses queremos mostrar nuestra satisfacción por el revulsivo que supone esta realidad para Consuegra y también que otro molino tenga vida como es el caso del molino de viento Caballero del Verde Gabán, que se ha convertido últimamente en un gastro-molino donde se puede tomar un tentempié o refrigerio, aumentando y complementando el atractivo que desde hace más de 50 años posee nuestro cerro del castillo, escoltado por sus doce molinos de viento, imagen que ha recorrido el mundo y que ahora con las nuevas formas de promoción lo va a seguir haciendo mucho más con estos nuevos alicientes.

A finales de agosto en este mismo blog, decíamos que "nuestros molinos recuperan su grandeza y esplendor", a pesar de que el Rucio no estaba terminado, nos anticipamos entonces, porque deseábamos verlos como están hoy, formando con el castillo un majestuoso conjunto. 


No queremos que la pasión y el sentir consaburense nos lleve a apoyar en exceso este nuevo impulso que ha recibido nuestro patrimonio más monumental y emblemático por parte de una empresa privada, pero es evidente que la fórmula parece que funciona desde sus comienzos ya en la anterior legislatura, tenemos que reconocer que ya se dieron pasos muy importantes para la explotación económica de éste patrimonio. Ya era hora que uno de nuestros recursos más principales se explotara como merece; por ello nuestro apoyo incondicional a la idea de producir riqueza y recursos en esta parte de Consuegra, pues aunque no forme parte del polígono industrial, creemos que tiene muchas posibilidades económicas y de desarrollo. No cabe duda que el esfuerzo que esta haciendo nuestro Alcalde, la Concejalia de Turismo y El Equipo de Gobierno merece ser reconocido por todos.

También añadir que nos queda mucho por hacer para conseguir que una buena parte de los miles de turistas que visitan todos los días del año el Cerro Calderico, bajen a la ciudad a descubrir el resto de nuestro patrimonio y no se marchen a otros lugares a completar sus visitas.

Como lo vimos nacer y sufrimos el esfuerzo que supuso la reconstrucción de todo el conjunto monumental del cerro, hoy podemos opinar objetivamente por lo que seguiremos insistiendo en llevar a cabo estos y otros tantos objetivos y propuestas que ya hemos sugerido en algunas ocasiones a nuestras autoridades locales y que nos nos cansaremos de repetir.

Añadimos al final de esta entrada, el vídeo con la sencilla inauguración del molino Rucio, en la que intervinieron el alcalde de Consuegra José Manuel Quijorna, Jesús Anaya y Enrique Jiménez, por la empresa Produciendo, así como el molinero Juan Bautista Sánchez. En las imágenes se explica claramente el desarrollo de la reforma, rehabilitación del molino y pormenores del proyecto. 

F. Domínguez Gómez




















Vídeo con la inauguración de la reforma del molino Rucio:


video


lunes, 28 de agosto de 2017

Don Quijote cabalga de nuevo: Los molinos de Consuegra en el cine y en el mundo...

Son múltiples los rodajes que se han realizado en el Cerro Calderico de Consuegra para reportajes de prensa, televisión, publicidad y también para el cine, con el castillo o los molinos de viento como escenario.


El pasado miércoles 23 de agosto, "La 2" de RTVE emitió una de aquellas películas que incluyó imágenes de los molinos titulada Don Quijote Cabalga de nuevo, que fue rodada en parte en Consuegra y que se estrenó el 9 de marzo de 1973. Por aquél entonces ya estaban restaurados casi todos los molinos de viento y su director Roberto Gavaldón eligió el escenario más real posible, porque el molino Cardeño movió sus velas para tal ocasión. Los actores principales fueron nada más y nada menos que Fernando Fernán Gómez y Mario Moreno "Cantinflas" que estuvieron en Consuegra durante varios días de los que duró el rodaje.



El gran actor Mario Moreno "Cantinflas" se fue encantado de Consuegra según nos consta en la crónica de Francisco Domínguez Tendero; muestra de ello son las imágenes que reproducimos a continuación.



     Imágenes: Archivo Francisco Domínguez Tendero


Asoc. Centro de Estudios Consaburenses F.D.T.

martes, 22 de agosto de 2017

Nuestros molinos de viento recuperan su grandeza, blancura y esplendor


Los molinos de viento están siendo restaurados en su totalidad, aunque falte aún uno de los doce -el Rucio- que está a punto de finalizar su rehabilitación a cargo de la empresa Produciendo, para volver a moler diariamente como lo había hecho a lo largo del último año (algo que fue un viejo sueño y que por fin hoy es una realidad).

Cinco de los molinos del Cerro Calderico que tenían sus velas rotas, tres de ellos (Bolero, Cardeño, y Alcancia) desde hace varios años y los otros dos (Mochilas y Mambrino) desde los últimos vendavales del pasado invierno han sido restaurados (también se ha reparado el palo de gobierno del molino Vistalegre, el más alto de todos) y vuelven a tener sus velámenes a punto, con sus muros blanqueados. De nuevo la estampa inigualable del conjunto monumental del castillo y los molinos, vuelve a lucir al completo, para ser contemplada por los cientos de turistas que visitan diariamente Consuegra y descubren con asombro a estos gigantes que imaginó nuestro hidalgo universal. 

No podemos disimular nuestra satisfacción por ver de nuevo los molinos restaurados y reconocer el trabajo eficaz de la Concejalía de Turismo y de la de Servicios,  valorando también la rapidez con la que se ha actuado dentro de las circunstancias que rodean a los concursos de adjudicación de obras públicas y otros impedimentos como la obtención de subvenciones; aunque también nos consta que existe una partida presupuestaria para este fin. Por lo tanto todos los consaburenses debemos apoyar a nuestro Ayuntamiento en estos asuntos y no regatear esfuerzos para que el mejor escaparate de Consuegra se mantenga en perfecto estado de conservación.

Hemos seguido durante estos últimos meses el proceso de desmontaje de las velas que se habían roto o deteriorado de cada uno de estos molinos restaurados y como se volvían a colocar las nuevas. Trabajo que se ha llevado a cabo por Juan Bautista Sánchez Bermejo, carpintero-molinero al que hemos conocido un poco más durante estas restauraciones. Desde hace más de 15 años lleva poniendo a punto en muchas de las ocasiones, los molinos del Cerro Calderico. Por ello, aprovechamos la ocasión para dar a conocer a este entusiasta y competente molinero, fiel sucesor de los viejos carreteros de Consuegra, como Alfonso, Paco y Vicente, que con unos medios que nada tienen que ver con los actuales, hace ahora 55 años reconstruyeron los molinos de viento de la crestería, que serían inaugurados a lo largo de las primeras ediciones de la Fiesta de la Rosa del Azafrán. Estos molinos fueron: El Sancho, Chispas, Rucio, Vistalegre, Mambrino, Cardeño, Clavileño, Caballero del Verde Gabán, Alcancia.... De aquellos carreteros nos ocuparemos en un próximo Cuaderno de Historia para recordar un oficio ya perdido y a unos "artistas" consaburenses que con tesón y entusiasmo realizaron un trabajo admirable lleno de destreza y habilidad.



Restauración del molino Bolero



Restauración del molino Alcancia

Juan Bautista Sánchez Bermejo, nuestro molinero, al que queremos dar en esta ocasión el protagonismo que merece, nació en Campo de Criptana, pueblo tan molinero como Consuegra, y aunque la rivalidad quijotesca en algún momento, pudo haber sido una realidad, no le ha impedido ser un enamorado de Consuegra, cosa que no dudamos pues cuando contaba con 20 años (año 2000) comenzó a trabajar en nuestro cerro, como carpintero-molinero, reconstruyendo las aspas de los molinos Espartero y Rucio, que estaban deterioradas por el paso del tiempo. Por cierto, estos dos gigantes han aguantado hasta el día de hoy, según hemos comprobado. Después, han ido pasando por sus manos todos los molinos del Cerro Calderico y otros muchos repartidos por La Mancha, como los de Campo de Criptana, Alcázar de San Juan, Mota del Cuervo, El Romeral, Tembleque, Villamayor de Santiago...





Curiosamente debemos hacer constar también que Juan Bautista aprendió el oficio en la Escuela Taller de Molinos de Viento de Campo de Criptana, donde comenzó con 16 años. Nuestro protagonista es un gran profesional que disfruta con su trabajo y que siempre tiene dispuestas en su taller las piezas principales y más vulnerables de los molinos, como son las aspas y ejes preparados previamente con las medidas correctas y los tratamientos debidos para ser colocados cuando sea necesario.





Molino Rucio en reparación.




Juan Bautista reparando el molino Cardeño

Con esta breve semblanza queremos dar a conocer a este manchego experto en molinería y que siempre ha procurado favorecer a Consuegra haciendo en muchas ocasiones más obra de la contratada o acudiendo desinteresadamente cuando se le ha requerido para alguna molienda, reportaje de televisión o se le ha necesitado para poner en marcha algún molino de viento. Como así nos consta lo valoramos como merece y desde estas líneas le agradecemos su entusiasmo, su entrega y toda la labor realizada. 

F. Domínguez Gómez