miércoles, 21 de febrero de 2018

La marca Consuegra es mucho más que molinos; dos nuevos eventos la refuerzan




Consuegra es el primer productor de huevos de Castilla la Mancha con más de 1.400.000 gallinas ponedoras lo que supone el 10% de la producción de huevos de toda la región. Esta industria avícola, mueve más de 20 millones de euros al año, de ella viven directamente 100 familias y afecta a más 200 aproximadamente. Por lo tanto Consuegra es uno de los productores más importantes de España. Estos datos desconocidos para la mayoría de los consaburenses los reflejamos aquí y los difundimos con enorme satisfacción.


Por otro lado la elaboración de vino de Consuegra en un año, supone entre 35 y 40 millones de kilos de uva, con un impacto económico de cerca de 15 millones de euros; esto nos da idea de la importancia de este sector y la III Feria del Vino lo intenta apoyar con una cata de vinos no profesional que se celebró en la carpa instalada en la Plaza de España en la que participaron las Cooperativas de la localidad que elaboran y embotellan unos excelentes vinos que han sido premiados en diferentes certámenes nacionales e internacionales. Intervinieron en el acto el Concejal de Agricultura del Ayuntamiento de Consuegra César Romero Tarjuelo, Blanca Corroto Presidenta provincial de ASAJA, José Manuel Quijorna, Alcalde de Consuegra, a continuación el Director Provincial de Agricultura José Luis Rojo; la cata estuvo dirigida por Javier Ocón, Secretario del Colegio Regional de Enólogos de Castilla la Mancha. 






Los avicultores consaburenses han sido los grandes desconocidos de la industria consaburense en general, a veces tan denostada. El principal evento promocional que hoy nos ocupa, por muchos que haya a lo largo del año, no necesita justificación alguna y nuestros productores principales de huevos, son merecedores de la máxima consideración, siendo casi todos ellos herederos de unos consaburenses dignos de figurar en el libro de honor de nuestra historia contemporánea.







Ellos son Avícola Olivares, Campero Dorado y Versan Avícola, tres apellidos Olivares, Dorado y Verbo unidos por un interés común. Las JORNADAS DE EXALTACIÓN DE LA AVICULTURA CONSABURENSE que se han celebrado por segundo año consecutivo y que han promocionado los huevos, producto muy consaburense con un gran arraigo, han pretendido dar a conocer la riqueza y variedad de alimentos que lo contienen y sus múltiples usos en la cocina. Su resultado ha sido un éxito como demuestran las imágenes.










El sábado 17 de febrero tuvo lugar la jornada profesional en el marco incomparable del castillo con un ciclo de ponencias entorno al mundo avícola desde el punto de vista nutricional y gastronómico y con una degustación de platos relacionados con el huevo elaborados por los cocineros. Participaron en el mismo: 

-Milagros Martínez, jefa de cocina del Colegio Castilla. 
-Miguel Vargas, profesor de la Escuela de Hostelería y Turismo de Madrid.
-José Luque, chef ejecutivo del hotel Westin Palace.
-Miguel de la Fuente, jefe de cocina del hotel Intercontinental.
-Miguel Maestre, jefe de pastelería del hotel Westin Palace de Madrid.
-José López, jefe de cocina del Grupo La Máquina.
-Javier Sánchez, jefe de cocina de Tapería Gaudí.



La jornada del domingo de carácter popular se inició con la participación de cuarenta niños que elaboraron cupcakes (en manchego magdalenas) bajo la dirección del maestro pastelero Miguel Maestre (las imágenes son muy elocuentes de cómo disfrutaron los chavales). Después tuvo lugar el concurso de tortilla consaburense con base de patata y huevo en el que concurrieron más de cuarenta participantes. El jurado lo formaron los chefs mencionados anteriormente resultando ganadoras las siguientes participantes (las cuales recibieron premios en metálico, así como una invitación para una comida o cena para dos personas en un restaurante consaburense):

-Sagrario Borja Ochovo en primer lugar.
-Melecia García Galán en segundo lugar.
-Mª del Carmen Biezma Punzón en tercer lugar.















En la entrega de premios se reconoció a José Manuel Perulero Martín de la Oficina de Turismo y a Javier Layos de la empresa Produciendo, por parte de la Asociación de Avicultores de Castilla la Mancha AVICAM, por su trabajo y su buen hacer en la organización del evento. Una vez finalizada la entrega de distinciones se pudieron degustar pinchos y tapas elaboradas con huevo, maridados con los excelentes vinos de Consuegra.








Por nuestra parte reconocemos también a todos los patrocinadores y colaboradores resaltando la buena organización conjunta del Ayuntamiento, de la Asociación de Avicultores de Consuegra, de la empresa Produciendo y de la tapería Gaudy con la que colaboraron los distinguidos chefs.



Centro de Estudios Consaburenses F.D.T.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Casual encuentro en la presentación del libro “Castrolas, el bandolero de los Montes de Toledo”


La presentación de la historia novelada del –por estos lares- famoso bandolero Castrolas resultó muy concurrida a pesar de la hora (las 5 de la tarde del pasado viernes 9 de febrero).


A la izquierda Constancio Chacón, autor del libro,
junto al Concejal de Cultura Jesús Romero

El acto tuvo lugar en la Biblioteca Municipal de Consuegra y se inició con las palabras del Concejal de Cultura Jesús Romero, el cual apoyó a Constancio Chacón Velasco, autor del libro, quien explicó seguidamente, los motivos que le han llevado a interesarse por Castrolas y a escribir este libro, aclarando algunas dudas sobre el conocido personaje y dejando en el aire incógnitas que se resuelven a través de la lectura del libro.


Al finalizar su exposición, el autor contestó las preguntas de los asistentes, estableciéndose un interesante coloquio entre el autor y algunos familiares descendientes del protagonista, que acudieron desde Villarrubia de los Ojos. Curiosamente también se encontraron en la presentación algunos descendientes de consaburenses muy relacionados con la vida y muerte de Castrolas, los cuales intercambiaron versiones y opiniones sobre la realidad y la leyenda del bandolero. Es digna de mencionar la sorpresa que se llevaron unos y otros por encontrarse allí juntos, en la misma sala y unidos a través del tiempo como descendientes todos, de unos personajes que forman parte ya de la historia de esta comarca.


Finalizó el acto cordialmente, dando por bueno el casual encuentro y posando todos en una foto que quedará para la historia.


Centro de Estudios Consaburenses F.D.T.

miércoles, 7 de febrero de 2018

La vida del célebre bandolero Castrolas, contada y novelada en un libro


Castrolas (o Castrola como también se le llamó en alguna localidad) el célebre bandolero de finales del siglo XIX , uno de los más temidos de la comarca de los Montes de Toledo, es un personaje propio de una época muy convulsa caracterizada por los enfrentamientos y conflictos bélicos de las Guerras Carlistas. Sus andanzas y fechorías se desarrollaron por los campos y las sierras de Consuegra, Madridejos, Villarrubia de los Ojos, Urda y Puerto Lápice. Castrolas era natural de Villarrubia de los Ojos. Su nombre era Isidoro Juárez Navarro y nació el 5 de abril de 1851.

Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real de
26-04-1878 en el que se acusa de delito de secuestro
a Castrolas y a su compinche el Farruco

A los 19 años ya había cumplido condena por robo y cuando debía incorporarse al servicio militar, se negó a acudir, escapando a la sierra donde comenzó su carrera de bandido peligroso para todo aquél que le trataba mal, aunque también fue amigo de quienes le facilitaban la vida y sus huidas por los montes. Se ocultaba en cuevas o refugios, algunos de los cuales aún se conocen, como la denominada cueva de Castrolas en el término de Madridejos, lugar muy accesible en lo alto de uno de los montes que forman el paraje conocido como Sierra de Valdehierro, donde existe un sendero en pendiente con un tramo final más empinado, que se ha convertido en ruta de senderismo muy atractiva.

Ubicación en el término de Madridejos de la Cueva de Castrolas
Fuente: Sigpac

En Consuegra también hay un paraje denominado cuevas de Castrolas por la zona del Valle de las Pedrizas, a la espalda de Fuente Blanca, lugar menos accesible que el de Madridejos y de diferentes características topográficas. Otros sitios en zonas escabrosas de los montes cercanos también fueron escondites del famoso bandolero, habitualmente ubicados cerca de alguna fuente natural para poder sobrevivir en los poco más de diez años que duró la huida del legendario malhechor.

Portada del romance Los bandidos de
Toledo, obra de Rafael García Rodríguez

Castrolas fue asesinado en 1881 y al ser una persona perseguida por la justicia, su cadáver fue expuesto con las orejas cortadas, en la reja de la iglesia del Cristo de Urda, para que sirviera de escarmiento público. 

El viernes 9 de febrero a las 17 horas, será presentado en la Biblioteca Municipal de Consuegra, el libro “Castrolas, el bandolero de los Montes de Toledo”, presentación que viene precedida por otras anteriores que su autor Constancio Chacón Velasco, ha realizado en Villafranca de los Caballeros y Madridejos. La primera de ellas, que estaba prevista realizar en Villarrubia de los Ojos -localidad de nacimiento del protagonista- en septiembre del pasado año no llegó a celebrarse, porque el abogado de un descendiente del mismísimo Castrolas quiso interponer una demanda por presunta intromisión en la intimidad y el honor de sus familiares. Sin entrar en materia sobre este asunto, lo cierto es que el libro está a punto de agotarse en su primera edición, señal de que el tema y el propio personaje despiertan la curiosidad y el interés.

Portada del nuevo libro 

Agradecemos a su autor la invitación que nos ha hecho a la presentación, la cual hacemos extensiva a nuestros seguidores, recordándoles que el libro lo pueden adquirir en la librería Dardo de Consuegra, en la librería Los Arcos de Madridejos o el mismo día de la presentación en la Biblioteca de Consuegra.

Biografía del autor

Incluimos la sinopsis de la novela que nos ha sido remitida por su autor:

  De lo sucedido en la historia de España durante el siglo XIX creo que hay pocas cosas buenas que contar. Esta centuria nace con batallas navales, en Finisterre y Trafalgar, y una guerra, la de la Independencia y muere con más batallas y otras guerras, las de Cuba y Filipinas. Entremedias, los españoles no dejan de matarse unos a otros en las Guerras Carlistas, en los nacientes países iberoamericanos y en las Rebeliones Cantonales.

  Durante todos estos años de desorden, el pueblo llano, aquel cuyo principal problema es la subsistencia diaria, está sumido en la pobreza y el analfabetismo. Los poderes públicos están en manos de la realeza y de unos cuantos nobles y acomodados y todos están mal gobernados por políticos que solo se dedican a mirar y cuidar de su propia barriga. Casi nadie atiende como es debido los graves problemas sociales de la gran mayoría de los españoles y es por ello por lo que en todas las comarcas y regiones surgen personas que roban lo que pueden a todo aquel que tiene la desgracia de cruzarse con ellas. La mayoría de las veces estos delincuentes han llegado a esa situación por el hambre, la miseria y la injusticia que los rodea aunque también hay quién lo hace para pagarse unos vicios imposibles de disfrutar trabajando honradamente.

  Isidoro, apodado Castrolas, sufre muchas necesidades desde que viene al mundo en Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) y es uno de tantos que malvive en esa sociedad rural y pobre. Dicen que todas las personas nacemos con estrella o estrellados. Castrolas es de estos últimos. Una serie de desgraciadas circunstancias, originadas en parte por su mala cabeza, lo llevan a echarse al monte y a ser perseguido por la justicia, por la Guardia Civil y por algunos de su misma calaña. Durante los años que permanece huido de la justicia vive su libertad como puede pero no deja de estar preso en esa bonita inmensidad natural que son los Montes de Toledo.

 Sus actos y su mala fama le hicieron ser un odiado y temido bandolero en toda la comarca de La Mancha.


Centro de Estudios Consaburenses F.D.T.