martes, 15 de noviembre de 2016

Ha muerto don Pedro Guerrero Ventas

A partir del 26 de abril de 1968, el conocimiento del Priorato de la Orden de San Juan aumentó considerablemente a pesar del poco interés que despertaba no sólo en Consuegra, sino en los demás pueblos del mismo. Gracias a un gran trabajo de investigación, que fue presentado y aprobado como tesis para la obtención para el grado de Doctor en Derecho Canónigo en la Universidad de Comillas por don Pedro Guerrero Ventas.

Este estudio histórico fue tan interesante que mereció ser publicado por la Diputación Provincial, en 1969, con el título: "El Gran Priorato de San Juan en el Campo de la Mancha". Las cuatrocientas páginas del libro publicado, abrían una puerta al conocimiento de siete siglos de historia de nuestra tierra a pesar de la falta de documentación que el mismo autor seguía echando en falta en el prólogo de su obra. Y Guerrero Ventas añadía en el mismo prólogo, que "...no es difícil que aparezcan cualquier día documentos que hoy se dan por perdidos y que pudieran estar pudriéndose en los sótanos del castillo de Consuegra o en alguna casas nobiliaria del país..."

Portada de la valiosa obra que nos ha
 legado don Pedro Guerrero Ventas

Nada de esto ha sucedido después de cincuenta años y tras descombrar la mayor parte del castillo para su reconstrucción al día de hoy. A su vez se lamentaba del "vandalismo destructor de las tropas invasoras francesas en los años 1808 y 1809 donde a consecuencia se perdió para siempre la riqueza documental del Archivo de Consuegra".

La casualidad y el azar se unieron en septiembre de 1992 para que ocurriera lo imposible. Los profesores Carlos Barquero Goñi y Carlos de Ayala Martinez, de la Universidad Autónoma de Madrid localizaron el Libro Becerro de la Orden, que se daba por perdido y que apareció en el museo de la Orden de San Juan en Londres, concretamente en el Museum of the Order of Saint John de Clerkenwell. Este importante hecho ya lo reflejamos en nuestro primer tomo de "Consuegra en la Historia" con varios artículos donde valoramos la trascendencia de este documento, que se había custodiado en el archivo del castillo de Consuegra y luego en el torreón de la Tercia y que se creía desaparecido, como así supuso también Guerrero Ventas (recomendamos consultar el tomo I de "Consuegra en la Historia").

Recorte de prensa: Archivo Francisco. Domínguez Tendero


La publicación de esta gran obra fue un acontecer cultural de importancia para la historia de Consuegra y el Priorato de San Juan que pocos compartieron y supieron valorar en su momento. Hoy afortunadamente somos muchos los que valoramos al personaje y su gran trabajo.

Pensamos en alguna ocasión solicitarle un artículo para nuestras publicaciones, pero ya no fue posible por su avanzada edad y su estado de salud. Como reconocimiento a este historiador toledano, hemos pedido a dos de nuestros historiadores más relevantes en la actualidad; Juan Carlos Fernandez-Layos y Marcial Morales que son parte del proyecto Consuegra en la historia, una valoración del personaje y de su obra; nadie mejor que ellos para hacerlo y rendirle nuestro humilde homenaje.

F. Domínguez Gómez
J. García Cano

______________________________________________________

En la hora del adiós a don Pedro son muchos los sentimientos y recuerdos que se agolpan en mi memoria. Todos ellos cargados de la nostalgia y afecto sincero, producto de tantos instantes compartidos, hablando y disertando sobre la Historia de nuestra tierra.

Hay momentos que sobran las palabras, y toda expresión de reconocimiento sobre su persona se puede resumir en el aprecio y respeto que siempre le tuve.

Le conocí a través de su obra cumbre sobre el Priorato de la Orden de San Juan de Jerusalén en La Mancha. Nuestra guía a la hora de comprender el pasado del Campo de San Juan. Después tuve el placer, en varios congresos, de compartir ponencias y mesas redondas. También disfrute del honor de que presentase mi primera publicación, Historia de Consuegra, en la Casa de Cultura de nuestra Ciudad.

Por todo ello, aprovechando la oportunidad que me da este espacio, quiero tomarme la licencia de pedir a las autoridades, que no olviden a este investigador que tanto hizo por nuestra cultura.

Por último, desde el respeto y recuerdo, todo mi reconocimiento.

Hasta siempre don Pedro.


Juan Carlos Fernández-Layos de Mier


 Guerrero Ventas junto al Cardenal Antonio Cañizares. (Foto revista Padre Nuestro)


_____________________________________________________________________

Hace escasamente unos días, Paco Domínguez me comunicaba el fallecimiento de Pedro Guerrero Ventas. La verdad es que yo no tuve ocasión de tratarlo personalmente sino en un par de ocasiones que le vi paseando por esas calles atestadas de turistas en las cercanías de la catedral de Toledo, que era su casa. Siempre me dirigía a él, como don Pedro; con el afecto de alguien que ha leído su obra y que siente admiración por un trabajo y que además quiere continuarlo. Un día se le encontró mi padre por esas mismas calles y le dijo que su hijo quería continuar la investigación que él, don Pedro, había iniciado. Que quería hacer una tesis doctoral sobre el señorío de la Orden de San Juan en La Mancha. Entonces respondió: “¡Uuuy!, eso es muy difícil, dile que mejor lo haga sobre el Convento de Santa María del Monte en Urda…” Pasaron los años y después de muchas adversidades, dificultades y también alegrías, y sobre todo, gracias a las referencias documentales que nos dejó don Pedro, que sentaron las bases de mi investigación, pude concluir mi tesis doctoral que trata precisamente sobre el tema del régimen señorial de la Orden de San Juan en La Mancha. Y efectivamente, como me señaló, no iba a ser un camino ni mucho menos fácil. Cuando tuve la tesis en formato de libro entre las manos, lo primero en lo que pensé fue en llevarla para que la viese Pedro Guerrero Ventas. No para decirle que el reto había sido superado, sino para que viese que había un continuador de su labor y el reconocimiento de que en parte aquella obra había sido culminada gracias a la información contenida en sus publicaciones. Esto ocurrió antes de la Navidad de 2015, cuando don Pedro ya muy mermado  por los años, tenía muchas dificultades para hablar y estaba en silla de ruedas, agarraba emocionado mi tesis doctoral y le ayudaba a hojearla.

Pedro Guerrero Ventas desarrolló una investigación sobre el Campo de San Juan en La Mancha, con un mérito incuestionable. Un estudio donde las referencias a fuentes directas conocidas en el momento, en los años sesenta del siglo XX, eran muy limitadas, debido fundamentalmente a la destrucción de parte del archivo que la Orden poseía en Consuegra durante la Guerra de la Independencia, y a que aún no se había hecho público el hallazgo de la documentación del Archivo del Infante Don Gabriel, contenida hoy en el Palacio Real de Madrid. Por entonces desordenado y sin clasificar. Tampoco contaba con los medios informáticos, internet, etc., que tanto facilitan hoy en día la documentación. Y sobre todo, que como el bien decía, era y es un tema de investigación muy complicado, que a él le tocó lidiar prácticamente partiendo casi de cero. Pero que sirvió para recuperar la memoria histórica de nuestra tierra, el Campo de San Juan, que en el espacio de un siglo casi había logrado borrar el recuerdo de 700 años de nuestra historia ligada a la Orden de San Juan de Jerusalén, hoy más conocida como Orden de Malta. Una Orden que hoy en día sigue existiendo y continúa su labor asistencial y hospitalaria. Recientemente celebró un Capítulo en la Iglesia de San Juan en Consuegra.

Tres son las obras que aquí quisiera destacar, legadas por Pedro Guerrero Ventas. Su tesis doctoral, El Gran Priorato de San Juan de Jerusalén en La Mancha, Toledo, Diputación Provincial, 1969. La edición crítica que hizo de la obra de AGUIRRE, Domingo: El Gran Priorato de San  Juan de Jerusalén en Consuegra, en 1769, Toledo, CSIC, 1973. Y la publicación del inventario de los fondos contenidos en los archivos de la Orden en Consuegra,  El Archivo prioral-sanjuanista de Consuegra. Resumen de sus fondos documentales,  Toledo, Diputación Provincial, 1985.

Sirvan estas líneas de agradecimiento y un pequeño homenaje. Descanse en Paz.


Marcial Morales Sánchez-Tembleque



No hay comentarios:

Publicar un comentario